Popular Post

Una noche con Zayn Malik

By : Albeertho Riivera
Un concierto como cualquier otro, los chicos de One Direction se preparaban en sus camerinos, yo un fan de la banda soñando despierto con solo uno de sus integrantes, Zayn, ese hombre con el que todas las mujeres fantaseaban, guapo, ojos color miel profundo, sonrisa perfecta, cuerpo perfecto, ni tan marcado ni tan delgado, con esos tatuajes, todo un rompecorazones que esa misma noche me haría suyo.
Era un concierto más de los muchos que había y debía de dar la boyband mas famosa del momento, pero para mi, un muchacho quinceañero con sueños y fantasías debía ser el concierto mas especial de mi vida, la primera vez que los vería en persona y de cerca, ya que contaba con pases exclusivos a camerino con los chicos, un verdadero sueño que se me hizo realidad desde que los conocí en Internet por primera vez con su video "One thing" desde entonces quede hipnotizado con uno de los 5 apuestos chicos, me enamore de Zayn Malik, lo mas hermoso que mis ojos habían visto, su cara, sus cejas, sus ojos, sus pestañas, su sonrisa, su voz, aun siento mariposas en el estomago al recordar...

ESPECIAL DE HALLOWEEN (LICAN VS ZOMBIE)

By : Albeertho Riivera



EL ZOMBIE
Caminaba sin sentido por las calles de ese barrio adinerado de la ciudad, casi sin conciencia pero aún movido por la sed de venganza, hacía días que ese maldito de Daniel se había comido mi corazón, lo había escupido y pisoteado, mis ojos habían perdido su expresión, no había más sentimientos que odio y venganza… así me dirigía esa fría noche de principios de noviembre hasta aquella casa, dispuesto a saciar mi apetito de carne, aderezado de venganza.

AVENTURAS MILITARES FINAL PARTE 2 (TENIENTE ONOFRE)

By : Albeertho Riivera


-MGFFFFF, UFFFF – Resoplaba yo, mientras aguantaba los azotes del sargento en mis nalgas que imaginaba ya hinchadas y coloradas, ya que fue la orden que me dio, debía de aguantar lo que hiciera.
Me encontraba amarrado transversalmente a la cama, atado de pies y manos totalmente desnudo, mientras el teniente Onofre nalgueaba sin cesar en mis redondo y apetitoso trasero, sudaba copiosamente y el sudor corría por mi rostro, pero debía aguantar por órdenes del teniente, mientras de vez en cuando sentía su verga  gruesa, venuda y velluda rozar mis piernas o mis nalgas cuando se acomodaba para seguir azotando mí  ya colorado e hinchado trasero.
¿Qué cómo llegué a estar en esa posición?, ese día después de la mamada tremenda que le hice, platicamos un poco y me propuso que obtendría mi cartilla militar si a cambio pasaba una semana “a prueba” en su casa y si era capaz de aguantarlo el movería influencias y en diciembre tendría mi cartilla liberada como si hubiera asistido todo el año, y ya que vivía sólo y más que nada movido por la curiosidad acepté la oferta, ya que a final de cuentas me estaba retando y no lo iba a dejar intimidarme.

AVENTURAS MILITARES FINAL PARTE 1 (TENIENTE ONOFRE)

By : Albeertho Riivera


Había pasado ya dos semanas desde el altercado con el Sargento Hernández, y había tratado de comportarme aunque mis instintos de rebeldía se querían sobreponer, pero esa mañana algo diferente sucedió, ya que después de terminar el desayuno, nos llevaron a un pabellón diferente, concentrando a todos los batallones en el pabellón y enfrente de un estrado uno de los altos mandos comenzó a darnos un comunicado oral, donde se decía que uno de los soldados se habría quejado de los malos tratos que estaban recibiendo en el adiestramiento, pero esto, lejos de ayudar en algo obligó a los altos mandos a reiterar que se debía educar con mano dura a los soldados, la siguiente semana habría inspección por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional para calificar el adiestramiento a los soldados así que por esa semana enviaron un teniente por batallón a seguir de cerca el adiestramiento.

AVENTURAS MILITARES PARTE 5 (SARGENTO HERNANDEZ)

By : Albeertho Riivera





Habían pasado ya varios encuentros con Sánchez pero, a pesar de todo el me pedía compostura cuando estuviéramos enfrente de todo el pabellón, yo era un rebelde y la verdad no se lo permitía, ya que siempre le hacía comentarios en doble sentido haciéndolo sentir intimidado y avergonzado

AVENTURAS MILITARES PARTE 4 (LA VISITA A SANCHEZ)

By : Albeertho Riivera



 Esperaba ansioso a las 11 de la noche en aquella esquina, Sánchez había quedado que pasaría por mí después de que quedamos por teléfono, yo acaba de salir de trabajar y las botas del trabajo me lastimaban un poco, así  más tarde llegó el y enfiló hasta su casa, pasamos antes por unas cervezas y recargar gasolina y así llegamos a su casa.
Se portó bastante amable, hasta eso y puso un DVD en su Home Theater con música de los 80´S (mis favoritas), me senté en un sillón individual mientras él se puso enfrente de mí, bebimos nuestras cervezas, mientras platicábamos trivialidades, él del ejército y yo del trabajo.
Iba ya por la cuarta cerveza y me empezaba a sentir mareado, mal indicio si quería mantener mi superioridad frente al sargento Sánchez.

AVENTURAS MILITARES PARTE3 (SARGENTO SANCHEZ)

By : Albeertho Riivera



-FIRMES… ¡YA!
El toque de Diana acaba de sonar y ya estábamos formados en el pabellón de la entrada, en mi servicio militar yo pertenecía al 4to batallón del 6to regimiento de Infantería, los Sargentos encargados de nuestro adiestramiento en las artes militares eran el Sargento segundo Sánchez, líder de la tropa y sus ayudantes Sargento segundo Hernández y Sargento segundo Asa.
Como ya lo he dicho, era yo un rebelde sin causa, pero a la vez, la disciplina militar se me da de maravilla, en resumen sabía manejar las situaciones a mi antojo, marchamos al pabellón de los honores, y después de la ceremonia, seguía ir al comedor para tomar el desayuno, que siempre consistía en huevos mal cocinados, café desabrido, pan duro y rebanadas de sandía, cuando iba bien un yogurt.

AVENTURAS MILITARES PARTE 2 (EL TUERTO)

By : Albeertho Riivera



Sábado por la mañana, y otra vez a levantarse al servicio militar, era una costumbre a la que de plano no me podía acostumbrar, es decir, me gustaba el ejercicio, me daba gracia como muchos cabrones se ofendían por la manera de hablar de los militares, me gustaba la disciplina, pero esa pinche levantada como castraba.
Había un cabrón en el pueblo donde vivía que muchas veces me topaba en el camino los sábados, aunque ni siquiera le dirigía la palabra, yo lo conocía como el tuerto, cabe destacar que su cuerpo estaba como para chupárselo completito muy buenos músculos sin ser exagerados, se veía duro y apetecible y por lo que suponía cargaría buena herramienta, pero lo que más me llamaba la atención era ese culito respingón que se cargaba y muy muy duro por lo que se veía.

AVENTURAS MILITARES PARTE # 1 (ASÍ, MI SOLDADO)

By : Albeertho Riivera


 ESTAS HISTORIAS, MAÑANA EXACTAMENTE CUMPLIRAN UN AÑO QUE DAVID ME ENVIO ESTAS HISTORIAS, NO SE PORQUE NUNCA ME TOME EL TIEMPO DE PUBLICARLAS ASI QUE , AQUI ESTAMOS. NO SE SI LAS HAYA DADO A CONOCER EN OTROS BLOGS PERO, AQUI LES DEJO ESTA GRAN HISTORIA DE ESTE GRAN ESCRITOR. DAVID SALCIDO.

- Copyright © Willkommen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -